martes, 16 de marzo de 2021

Ruta Sepetys - Entre tonos de gris

 ENTRE TONOS DE GRIS - RUTA SEPETYS

 






SINOPSIS  

Junio de 1941, Kaunas, Lituania. Lina tiene quince años y está preparando su ingreso en una escuela de arte. Tiene por delante todo lo que el verano le puede ofrecer a una chica de su edad. Pero de repente, una noche, su plácida vida y la de su familia se hace añicos cuando la policía secreta soviética irrumpe en su casa llevándosela en camisón junto con su madre y su hermano. Su padre, un profesor universitario, desaparece a partir de ese día.A través de una voz narrativa sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden, junto a otros deportados lituanos, hasta los campos de trabajo de Siberia. Su única vía de escape es un cuaderno de dibujo donde plasma su experiencia, con la determinación de hacer llegar a su padre mensajes para que sepa que siguen vivos. También su amor por Andrius, un chico al que apenas conoce pero a quien, como muy pronto se dará cuenta, no quiere perder, le infunde esperanzas para seguir adelante. Este es tan solo el inicio de un largo viaje que Lina y su familia tendrán que superar valiéndose de su increíble fuerza y voluntad por mantener su dignidad. ¿Pero es suficiente la esperanza para mantenerlos vivos?





En el pasado ya reseñé un libro de Ruta Sepetys, concretamente Lágrimas en el mar que leí porque salió elegido en el club de lectura de Goodreads y esta vez vuelvo a ella por el mismo motivo, esta vez se propuso Entre tonos de gris y me ha tocada de nuevo leerla y volvemos a la misma época, 1941. Publicado por la editorial Maeva en 2011, no llega a las 300 páginas.
 
La historia está contada por Lina, una chica lituana de 15 años. Ella vive con sus padres y su hermano pequeño Jonás. Ellos viven tranquilamente, en una posición cómoda, tenen planes de futuro, la chica quiere ser artista... pero todo se desmorona cuando una noche la policía soviética los hace dejar su casa con lo poco que pueden coger y son deportados junto con muchos vecinos y compatriotas.
Los meten en un vagón de tren donde viajan varios días, hacinados, hasta llegar a un campo de trabajos forzados.
Allí pasan hambre, frío, sufriran el maltrato de los soldados, de los vecinos de la zona,el trabajo es agotador... pero, la autora siempre deja momentos de esperanza entre sus páginas: el amor que viene de la mano de Andrius, la solidaridad entre compañeros, incluso la ayuda de algunos soldados o de las mismas personas que les acogen. 

Entre tonos de gris está escrito de forma light, no entre en detalles especilamente escabrosos ni duros. No me entengáis mal, habla de lo que tiene que hablar, no es una narración edulcorada pero sí se cuenta de forma amable. 

Es apto para todos los públicos pero creo que podría considerarse bastante juvenil, y no está mal que se escriban libros sobre estos temas enfocados a un público más joven o a personas más sensibles a depende de que situaciones.
 
Creo además, que nos hemos centrado demasiado en la Segunda Guerra Mundial, dejando de lado otros pueblos que sufrieron, como los lituanos, los finlandeses o los letones que tenían a Stalin. Un momento que me ha chocado basante es cuando se alegran de la entrada de Hitler en Lituania pues creen que les salvará de las garras de la URSS.
 
He tenido que buscar información sobre el tema porque de verdad mi conocimiento era bastante limitado. Os lo resumo un poco para que entendáis el contexto del libro: La Unión Soviética invadió y anexó Lituania en 1940. En 1941 se produjo la invasió alemana de la URSS y por ello, los alemanes fueron vistos como liberadores, pensando que les permitirían la independencia del país.
 
Así que, ya podéis imaginar como tenía que ser la cosa para considerar a Hitler como un liberador. Supongo que cuando lo estás pasando tan mal y solo te queda la esperanza, te agarras a lo que sea.
 
Los personajes de este libro son un acierto, la autora se centra sobretodo en Lina, pero también los secundrios como Jonas, su madre o Andrius están bien caracterizados, te encariñas con ellos t empatizas con su dolor y sufrimiento, también se nota su evolución a lo largo del libro. 
 
Los capítulo son cortos, el lenguaje sencillo pero cuidado, buena descripción de los escenarios y diálogos que ayudan a avanzar por las páginas del libro. 
 
Es una novela interesante porque es un acercamiento a lo que sucedió, creo que la autora nos da unas pinceladas sobre el conflicto para picar nuestra curiosidad por lo que sucedió, la lucha de esas personas que fueran deportadas y como luego se silenció todo.
 
Su final no me ha gustado del todo, creo que después de todo el viaje, la convivencia y demás, se cierra de forma algo precipitada. Quedan cabos sueltos y nunca sabremos que pasó con algunos de sus compatiotras.
 
Tampoco he entendido el uso de flashbacks en medio de ciertas situaciones, estos nos llevaban al pasado y eran recuerdos de momentos vividos con Lina, pero creo que muchos de ellos no tenían demasiada importancia para el desarrollo de la trama.

En definitiva, es un libro interesante con sus cosas positivas pero también con sus cosas negativas, habla de un conflicto del que creo que desconocemos bastante y aunque sea solo a través de pinceladas algo lights y medio amables, tiene su qué. No tiene la profundidad de otros libros sobre guerras, escritos desde la dureza y el dolor pero la forma en la que está contado este, también nos llega.


VALORACIÓN:





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario