martes, 6 de abril de 2021

Romy Hausmann - Mi dulce niña

MI DULCE NIÑA - ROMY HAYSMANN

 


 

SINOPSIS  

Una cabaña sin ventanas en medio del bosque. La vida de Lena y sus dos hijos sigue reglas estrictas: los horarios para comer, ir al baño o estudiar se respetan a rajatabla. El oxígeno les llega a través de un «aparato de circulación». El padre provee a la familia de alimentos, los protege de los peligros del mundo exterior, se ocupa de que sus hijos siempre tengan una madre. Pero un día consiguen escapar... y es entonces cuando empieza la verdadera pesadilla. Porque todo parece indicar que el secuestrador quiere recuperar lo es suyo.




Este libro salió ganador en la votación de thriller del club de lectura de Goodreads, no estaba entre las lecturas que más quería leer, pero  bueno, acabé leyéndolo y no ha estado mal. Ahora os cuento mis impresiones.
 
Mi dulce niña nos recuerda alguno de esos casos estremecedores que a veces escuchamos en las noticias sobre personas retenidas en contra de su voluntad. Ayer escuchaba sobre una señora retenida por su hija e yerno, o lo de una chica retenida por su pareja, pero en este libro encontramos lo que puede pasar cuando un hombre decide retener a una mujer y establecer con ella una vida de "pareja", hijos incluidos.
 
En esta novela nos encontramos con un inicio que nos va a desconcertar, una mujer escapa de aquel que la tenía retenida, su nombre y datos concuerdan con chica que desapareció hace años, pero cuando el padre acude a reconocerla, ve que la mujer no es su hija. Ahí empieza una historia que se irá desgranando poco a poco y que nos mostrará las normas, y también los castigos, que existían en su encarcelamiento pero deberemos avanzar para entender la magnitud de la situación de la mujer y de los hijos.

Es un libro narrado a través de varias voces: Lena, Hannah o Matías y en cada voz se trasmite su personalidad y como pasa siempre, no tienen porque contárnoslo todo o incluso, pueden mentirnos, así que tendremos que intentar separar lo que es cierto de lo que no. A la vez, nos hacen sentir sus miedos, su angustia y parte de lo que ha ocurrido en su pasado, entendemos a través de su lectura lo que ha sido su vida y como les ha afectado todo.
Los capítulos más interesantes son los narrados por Hannah, la niña tiene su forma característica de hablar y creo que los lectores vamos cambiando nuestra manera de verla a medida que avanza la historia y si no, ya me lo contaréis. 
 
Hay mucho más diálogo que descripciones o narración, esto junto a los capítulos breves y a los cambios de narrador hacen que avancemos mucho muy rápido en su lectura, además como no, siempre nos quedan esos detalles al final de un capítulo que hacen que queremos volver a ese personaje en concreto, vaya, que hay abundancia de cliffhangers en la obra. 
 
Y a pesar de sus 350 páginas, se lee muy rápido, su lenguaje es cercano, el estilo de la autora es preciso, no se pierde en detalles que no aportan ni añade páginas por añadir. Tiene claro que ha ido mezclando muchos personajes y dejando cabos sueltos y que tiene que desembrollarlos antes de dar por terminado el libro y a ello se dedica a pesar de los giros que va añadiendo hasta el final.

Es un libro que empieza en un momento concreto e irá avanzando hacia el futuro pero para comprenderlo, necesitamos las pinceladas del pasado. Tiene algún momento previsible pero seguro que muchas otras cosas sorprenden, es una novela que se va complicando poco a poco y al final, la autora tiene que ir dejándolo todo claro... aunque hay algunos detalles que no  he acabado de entender una vez terminada, me ha quedado alguna cosa en el aire.
 
Hay cierta crítica a los medios de comunicación y como se comportan cuando hay alguna caso de este tipo, los retrata como buitres a la caza de cualquier foto o información, pero también a esas personas que por detrás facilitan información a los medios, sabiendo que las usaran como mejor consideren pero aún así, haciéndolo, sin tener en cuenta que con sus acciones pueden entorpecer el trabajo de la policía. 

Es un historia que creo que puede resultar bastante intensa, además siempre que hay niñ@s por medio, muchos lectores lo sufren más.

Como apunte final quiero añadir que la autora se basó en dos casos bastante espeluznantes en cuanto a secuestros se refiere. Concretamente al caso de Natascha Kampusch que escapó de su captor después de casi 3100 días, ocurrido en Austria. Y en el de Josef Fritzl que encerró a su hija Elizabeth durante 24 años, teniendo con ella siete hijos, esto sucedió también en Austria.
De aquí la autora sacó la inspiración para este libro y que creo que ahora que hemos pasado el confinamiento por el covid podemos entender un poco más lo que puede suponer esa pérdida de libertad.

Y poco más puedo decir, es un thriller bastante actual que seguro que podréis disfrutar, hay algunas cosas a mejorar pero es la primera novela de la autora así que seguro que la cosa mejora en los siguientes que escriba.
 

VALORACIÓN:
 


1 comentario:

  1. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una historia de la que has disfrutado. Personalmente no es una lectura que me llame especialmente la atención, por lo que en esta ocasión prefiero dejarla pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar